El arte rupestre es el tipo de representación artística realizada sobre grandes superpies por los humanos Homo sapiens-sapiens del Paleolítico Superior, su inmovilidad es su principal característica, es el público el que tiene que acercarse a la obra de arte, puesto que aparecen elaborados en lugares fijos e inamovibles. Muchas veces este tipo de expresiones artísticas se encuentran en las paredes de profundas cuevas, muy lejos de la vista de los humanos.
La aparición de las expresiones artísticas está ligada a la aparición del Homo sapiens-sapiens, esta especie humana apareció en Europa hace unos 35.000 años y los primeros indicios del arte rupestre también pertenecen a esa época, pero la cumbre de este tipo de expresiones artísticas llega en la época Magdaleniense, el período que se prolonga desde hace unos 17.000 hasta hace unos 11.000 años.
El arte rupestre se extiende por toda Europa durante el Magdaleniense, a medida que avanzan las investigaciones arqueológicas, su territorio se extiende cada vez más, pero por alguna razón que desconocemos, se produce una gran aglomeración de representaciones en la conocida como la región franco-cantábrica, el espacio geográfico que se extiende desde el suroeste de Francia hasta Asturias.
El País Vasco se encuadra en esa región y en nuestro territorio también se han encontrado diversas expresiones de arte rupestre de épocas, características, calidades y significados diferentes en varias cuevas.
Actualmente, se conocen representaciones de arte rupestre del Paleolítico en dieciséis cuevas diferentes del País Vasco, aunque es posible que todavía pueda producirse algún hallazgo más.
Las expresiones más antiguas se encuentren probablemente en la zona de Karrantza (las representaciones de las cuevas de Benta Laperra, Areatza o El Rincón pueden ser de hace unos 30.000-22.000 años), mientras que las de cronología más reciente pueden ser las de Altxerri (pudieron ser hechas hace unos 13.000-11.000 años).
La mayoría de esas cuevas nunca han estado abiertas para el público, se han mantenido cerradas para la gente por razones de protección de las figuras o por los peligros espeleológicos que presentan las cuevas, por esos motivos, hoy en día nuestro patrimonio de arte rupestre resulta muy desconocido para la sociedad.
Son representaciones muy diversas en cuanto a época, técnica, estilo o temática, de ninguna manera se puede hablar de una única unidad, ni cuevas relativamente cercanas entre ellas parecen guardar una relación directa, por lo que resulta muy complicado realizar interpretaciones globales.
En algunos casos, las expresiones de arte rupestre son unas líneas grabadas o unos puntos de pigmento rojo, en otros casos un pequeño grupo de figuras animales, o en otros espectaculares conjuntos de obras maestras, tanto en lo referente a la cantidad como a la calidad.
Hace ya casi dos años que empezamos a publicar artículos sobre la Prehistoria en la página web de Ekainberri, a lo largo de estos meses hemos tratado de investigar la Prehistoria, el Paleolítico Superior, el Homo sapiens-sapiens y las diferentes clases de expresiones artísticas, también hemos publicado información y teorías sobre la cueva de Ekain, su arte rupestre y su arte mueble, el contexto en el que se realizaron, las temáticas tratadas, las técnicas utilizadas…
A lo largo del 2013, queremos aprovechar este espacio de difusión que nos brinda la página web www.ekainberri.eus para convertirlo en un recorrido por los santuarios rupestres del País Vasco, intentando dar a conocer las características y las peculiaridades de cada conjunto artístico.

arazi

Leave a reply

X