Al oeste de Bizkaia, en las Encartaciones, la acción del agua durante milenios ha perforado los montes de roca caliza. Algunas de esas cuevas albergan habitaciones y decoraciones paleolíticas. El Rincón (Karrantza) forma parte de un sistema espeleológico.
Los depósitos del yacimiento arqueológico del vestíbulo están muy erosionados por factores meteorológicos. En el interior hay otro yacimiento superficial, con materiales del Paleolítico, Calcolítico y la Edad de Bronce.
En 2004 se encontró arte rupestre, con figuras tanto grabadas como pintadas, la presencia de figuras tanto en el exterior como en el interior es uno de los distintivos de El Rincón.
La mayoría de las pinturas están al fondo. Hechas en ocre rojo, son pequeñas y están muy perdidas. En origen pudieron ser imágenes figurativas, pero su estado de conservación dificulta mucho la interpretación.

Se ha cuestionado el carácter artístico de las líneas grabadas que hay a la luz del día, pero al hallarse unas parecidas en Venta Laperra, se han considerado como señal de la actividad gráfica del Auriñaciense (35.000-28.000 años) y del Gravetiense (28.000-21.000 años). El resto están más al fondo, por ejemplo un uro o bisonte, un ciervo herido y otro uro.
Se pensó que las expresiones más antiguas eran las pinturas y se les atribuyó una cronología pre-Magdaleniense. Al compararlas con dataciones de otras cuevas con figuras parecidas, se creía que las figuras grabadas eran más recientes.
Las últimas investigaciones sitúan algunas convenciones estilísticas de los grabados figurativos a finales del Gravetiense (28.000-21.000 años) o el Solutrense (21.000-18.000 años). Las pinturas, según la experiencia de otras cuevas, pueden ser de cualquier época del Paleolítico Superior, no habría problema para situarlos en la época de los grabados.

arazi

Leave a reply

X