Situada Puente Viesgo (Cantabria), el monte Castillo es una cumbre cónica de 385 metros, en un lugar de gran valor estratégico que enlaza los valles del Nansa y el Pas. Cinco de sus cuevas han sido habitadas por diferentes especies humanas desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad de Bronce (200.000-3.500 años) y contienen arte rupestre paleolítico.

Las figuras de El Castillo se conocen desde 1903, hay decoraciones de todo el Paleolítico Superior, del Auriñaciense y Gravetiense (28.000 años) al Magdaleniense (13.000 años).
Entre sus representaciones hay manos negativas, indicadores cronológicos del Gravetiense (25.000-22.000 años), así como signos complejos, sobre todo los rectangulares y los formados por grupos de puntos.
El arte de Las Monedas se descubrió en 1952, su nombre viene de veinte monedas encontradas en ella. Todas las figuras son pinturas negras, tanto animales como signos complejos. Realizado hace unos 12.000 años, en el Magdaleniense final, es uno de los conjuntos más recientes del Cantábrico.
Las figuras de La Pasiega se hallaron en 1911, cada una de sus cuatro galerías parece decorada en una época diferente, desde el final del Gravetiense hasta el Magdaleniense. Es la cueva con más representaciones de la Península Ibérica.
Las imágenes de Las Chimeneas se encontraron en 1953, su nombre viene de las estrechas simas que van a sus galerías inferiores. La entrada original está sellada. Hay grabados y pinturas negras, parecen de épocas diferentes, pero han surgido dudas con las dataciones de las pinturas negras.
Las representaciones de La Flecha se hallaron en la década de 1950, su nombre viene de una punta de flecha de cobre encontrada en ella. Tiene restos del Paleolítico y del Calcolítico, así como dos grupos de grabados, unos “macarroni” ejecutados en la arcilla blanda con los dedos y un zoomorfo. Su datación es problemática.
Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008, en el grupo La cueva de Altamira y el Arte Rupestre de la Cornisa Cantábrica.

arazi

Leave a reply

X