Cueva El Portillo es un sistema de cuevas formado por cuatro secciones, El Portillo I, II, III Y IV. Se ubica en el municipio cántabro de Ruiloba, en el barrio de Casasola. Está muy cerca de la costa, a una altura de unos 40 metros sobre el nivel del mar.

El Portillo I se descubrió en 1979 y se catalogó en 1982. En las diferentes investigaciones se han encontrado restos del Musteriense (hace uno 250.000-40.000 años) y del Paleolítico Superior (hace unos 40.000-9.000 años), así como elementos de ocupación del Neolítico.

Hay diversas conchas de moluscos marinos, algunas veces pegadas en los techos o en las paredes de la cueva. Puede tratarse de vestigios del aprovechamiento de recursos marítimos.

Vista panorámica del municipio cántabro de Ruiloba.

El arte rupestre se ha encontrado en diferentes cuevas del sistema y han existido discusiones sobre su datación, se ha dudado de su pertenencia al Paleolítico, pero pueden ser de las épocas más recientes de ese período.

En El Portillo I se ha descubierto un único disco rojo, realizado en ocre, hay otra mancha roja que puede ser de origen humano. A su izquierda se encuentra El Portillo II, es muy estrecha, en ella se ha encontrado sílex, fragmentos de cerámica y un conchero.

El Portillo III está en el nivel inferior a El Portillo I, tiene dos bocas y se han descubierto restos de pinturas negras, dos puntos y una línea oblicua, aunque su autenticidad es dudosa.

El Portillo IV es una cueva con un acceso muy reducido, en ella se han encontrado una pequeña piqueta, algunas conchas y diferentes paneles con líneas esquemáticas-abstractas, marcas y puntos en cornisa.

Las propias características del arte rupestre dificultan notablemente la datación del mismo, pero las manifestaciones parietales encontradas en el grupo El Portillo pueden ser de un Paleolítico Superior muy final o de un Neolítico muy inicial.

Ekainberri

Leave a reply

X