La red Rock Art Network (RAN), creada con la iniciativa del Getty Conservation Institute, está formada por 33 profesionales de diferentes ámbitos, procedentes de varios países de Oceanía, América, Europa y Asia, todos ellos dedicados al estudio y la gestión del arte rupestre.

El Museo de Altamira (Cantabria) acogió a mediados de octubre la tercera mesa redonda mundial de la red internacional Rock Art Network (RAN), el contenido de este año versaba sobre el uso de las reproducciones como herramienta de trabajo para la conservación del arte rupestre.

El principal objetivo de la red es trabajar en equipo para visibilizar el valor del arte rupestre, a la vez que darlo a conocer como un tesoro cultural insustituible por su vulnerabilidad. La Red se basa en los cuatro pilares creados gracias al trabajo desarrollado en sus talleres desde 2005 en África y Australia: concienciación pública y política, sistemas de gestión eficaces, conservación física y cultural, y participación de las comunidades.

Para más información sobre la red: www.bradshawfoundation.com/rockartnetwork

Como muestra de la buena trayectoria de Ekainberri, situada a 600 metros de la cueva de Ekain, Zestoa acogió el pasado 21 de octubre a 26 investigadores de arte rupestre de 13 países de todo el mundo.

 

Foto de familia de los/as participantes en la visita del grupo de trabajo de Rock Art Network a Ekainberri

Los representantes de Ekainberri recibieron a los visitantes en Zestoa y recorrieron a pie el camino hasta Ekainberri. Allí esperaban para dar la bienvenida al grupo  María José Telleria, directora del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa y secretaria de la Fundación Ekain, Carlos Olaetxea, director de Gordailua (Centro de Colecciones Patrimoniales de Gipuzkoa), y Juanjo Aramburu, gerente de Ekainberri.

A continuación, las/os visitantes tuvieron la oportunidad de entender la importancia del proyecto de Ekainberri. Pudieron visitar la réplica con el equipo local, conociendo de primera mano el patrimonio de Ekain y las características de la réplica, que despertaron su interés. A continuación, visitaron la exposición de Arte Rupestre de Euskal Herria, situada en Ekainberri, y conocieron lo fructífero que ha sido nuestro territorio en ese terreno.

El equipo de trabajo de Ekainberri ha estado en contacto con la red Rock Art Network (RAN) para recoger impresiones sobre la visita. El grupo valoró especialmente la experiencia de sensaciones que la réplica ofrece al visitante: silencio, iluminación y sonorización. También mencionaron el recorrido a pie desde Zestoa a Ekainberri, porque ayuda a entender la importancia del entorno en el que se ubica la réplica.

Arqueólogos, conservadores, profesores, gestores o productores de cine de cuatro continentes que trabajan ligados al arte rupestre pudieron conocer la experiencia de Ekainberri en la divulgación de este inmenso patrimonio artístico.

Tras la visita de este grupo de investigadores, Ekainberri ha seguido en contacto con algunos miembros de la delegación y se cerró una nueva cita para visitar Ekainberri el 3 de diciembre. En este caso, los visitantes que se acercaron a Zestoa fueron personas que trabajan en el proyecto de musealización del contenido de la cueva de Kapova, en la cordillera rusa de los Urales (reserva natural de Shulgan Tash). Quieren tomar la réplica de Ekainberri como modelo y conocer sus características para que sirvan de ayuda en el proyecto que quieren desarrollar en Rusia. La cueva de Kapova fue descubierta en 1950 e investigada por el arqueólogo Otto B. Bader. Alberga pinturas del Magdaleniense y su descubrimiento fue vital, puesto que fue la primera cueva fuera de la Península Ibérica, Francia e Italia en la que se descubrió arte rupestre paleolítico.

Desde la apertura de Ekainberri en 2008, el proyecto ha tenido una gran trayectoria . Ha quedado claro que el cierre al público desde el principio de la cueva original fue una decisión acertada, esa medida ha facilitado la conservación del patrimonio de las pinturas rupestres de hace 14.000 años que alberga la cueva de Ekain.  Además, se confirma el éxito del proyecto de construcción de una réplica como instrumento de difusión del patrimonio de la cueva de Ekain, declarada Patrimonio Mundial, no sólo por el número de visitantes de Ekainberri (más de 360.000 visitantes desde su apertura hasta la actualidad), sino por la visita por parte de miembros de redes como Rock Art Network (RAN). Esto sitúa a Ekainberri en la máxima categoría mundial de museos de temática prehistórica y réplicas, junto a Altamira, Lascaux y Chauvet.

Para visitar Ekainberri se recomienda reservar con antelación. Las entradas se pueden adquirir online en www.ekainberri.eus, llamando al teléfono 943 86 88 11, por correo electrónico a info@ekainberri.com o acercándose a la oficina de información y venta de entradas situada en el casco urbano de Zestoa.

Horario de apertura:

Martes a domingo 10:00-18:00.

Sábados, domingos y festivos 10:00-19:00.

 

 

Ekainberri

Leave a reply

X